Reanudan proceso de reválida a médicos cubanos

La comisión que valida los títulos de Medicina obtenidos en el extranjero anunció el jueves que reanudará los servicios para los galenos que hayan estudiado en Cuba, mientras se supo que los tres odontólogos cubanos varados en Colombia podrán viajar finalmente a Estados Unidos.

La Comisión de Educación para Médicos Extranjeros Graduados (ECFMG) informó en un comunicado que “se reanudará el procesamiento de solicitudes de servicio en relación con los solicitantes de Cuba e instituciones en Cuba” luego de que la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro aprobara este jueves una “licencia” que permite a la ECFMG realizar trámites con entidades cubanas. Los trámites habían quedado suspendidos desde el 2 de julio.

Las licencias otorgadas por OFAC, que supervisa el programa de sanciones contra Cuba, son permisos que exceptúan a entidades y personas de las prohibiciones de comercio y otras actividades con Cuba que se encuentran codificadas en varias leyes estadounidenses.

La paralización de las reválidas suscitó fuertes protestas de médicos cubanos, quienes calificaron la medida de “discriminatoria” e hicieron una petición online a ECFMG que recabó más de 1,500 firmas.

Julio César Alfonso, presidente de Solidaridad Sin Fronteras (SSF), una organización sin fines de lucro que ayuda a los profesionales de la salud recién llegados, consideró que “la presión ejercida” ayudó a la solución rápida del problema y agradeció a los congresistas cubanoamericanos Mario Díaz Balart e Ileana Ros-Lehtinen por su ayuda.

Preocupación por programa

La suspensión del proceso de certificación y reválida de títulos universitarios obtenidos en Cuba había generado además preocupación por el Cuban Medical Professional Parole, un programa especial de visas para médicos cubanos que deciden abandonar los programas del gobierno cubano en otros países.

El Departamento de Estado ha comunicado que no existen planes para eliminar el programa. Sin embargo, la congresista Ros-Lehtinen comentó que “no sería ilógico pensar que la administración está de nuevo doblegándose a otra demanda irracional de los opresores más notorios del Caribe”, en referencia a declaraciones de funcionarios del gobierno cubano, que han incluido el cese de ese programa como una de sus demandas para la normalización de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Anteriormente, Ros-Lehtinen y Díaz Balart, junto a los congresistas Jeff Duncan, Albio Sires y Carlos Curbelo, habían enviado una carta indagando sobre los casos de tres odontólogos cubanos que se habían quedado varados en Colombia al impedírseles abordar sus vuelos a Estados Unidos, pese a haber sido aceptados en ese programa de visas.

Los odontólogos, según comunicó Alfonso, ya tendrían autorización para viajar a Estados Unidos.

Dos de los tres odontólogos que llevaban esperando cuatro meses en Bogotá dijeron el jueves que habían recibido nuevas visas estadounidenses como parte del programa que acoge a profesionales médicos cubanos.

Entre fines de marzo y principios de abril, a los dentistas Oddy Ginarte, Martha Martín y Raquel Lobato les fueron canceladas de manera intempestiva sus visas, poco antes de disponerse a abordar distintos vuelos hacia Miami.

Ginarte, dentista de 28 años y natural de la provincia de Granma, dijo que recibió la nueva visa el martes y que al día siguiente compró su pasaje aéreo para viajar a Miami en un par de semanas. El dentista agregó que su colega Martín también recibió la visa estadounidense.

En el caso de Lobato, Ginarte dijo que esperaban recibir buenas noticias en los próximos días. Los tres dentistas escaparon en diferentes momentos de “misiones médicas internacionalistas” en Venezuela.

“Me siento muy contento y emocionado por haber recibido la visa”, dijo Ginarte en entrevista telefónica desde Bogotá. “Pasamos momentos muy difíciles pero gracias a Dios recibimos la ayuda de muchas personas y organizaciones, entre ellos ustedes, el Nuevo Herald, que fueron los primeros en dar a conocer la noticia y que impactó a nivel internacional”.

Pastores por la Paz

La suspensión de los trámites con Cuba por parte de la ECFMG había afectado además a los estudiantes estadounidenses que estudian en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) con becas otorgadas por el gobierno cubano.

La Fundación Interreligiosa para la Organización de las Comunidades (IFCO) –más conocida como Pastores por la Paz– que gestiona esas becas en Estados Unidos, comunicó en su website que estaban “al tanto de la situación” y habían contactado a “miembros del Congreso que históricamente han apoyado el programa de la ELAM”.

La organización comunicó su “preocupación por estos eventos recientes que solo pueden verse como una contradicción, mientras el gobierno de EEUU alega favorecer una mejoría en las relaciones con Cuba” y dijo que estaba “comprometida” en la resolución de ese problema.

Tras cursar seis años de estudios en la ELAM, los estadounidenses que reciben sus títulos en Cuba, deben acreditarlos a través de la ECFMG y someterse a los mismos exámenes de reválida que los médicos cubanos y otros que hayan estudiado en el extranjero.

El reportero Enrique Flor contribuyó a este reportaje.