Presentan proyecto para acortar reválidas

Un proyecto para acortar en Florida el proceso de reválida de títulos de médicos extranjeros fue presentado el viernes por una organización de Hialeah, dedicada a la reinserción laboral de profesionales de la salud en Estados Unidos.

El presidente de Solidaridad Sin Fronteras (SSF), Julio César Alfonso, dijo que la propuesta busca que el proceso de reválida sea reducido de tres exámenes a solo uno, a lo que sumaría dos años de residencia clínica y no tres como lo obligan las normas vigentes.

“Cada estado tiene la autoridad de decidir qué método debe aplicarse para la reválida de los títulos”, dijo Alonso durante una conferencia de prensa en la sede de esa organización, en el este de Hialeah. “Esto permitiría suplir la escasez de médicos, especialmente hispanos, en el sur de la Florida”.

Alonso indicó que Florida concentra a unos 10,000 profesionales de la salud inmigrantes que “se encuentran subutilizados” al ejercer oficios ajenos a su carrera “a pesar de poseer gran experiencia profesional”.

El proyecto legislativo será promovido por la representante estatal Daphne Campbell, demócrata nacida en Haití y electa en el 2010 por el distrito 108 -que incluye partes de Miami y el oeste de Miami Beach-, indicó Alonso. Agregó que también buscará el respaldo de los senadores Anitere Flores y René García para presentar el proyecto ante la Legislatura, en septiembre.

El senador García dijo a el Nuevo Herald que apoyará la propuesta.

“Yo he luchado por este tema en otras oportunidades en busca de que estos médicos puedan revalidar sus títulos y no tengan dudas de que lo volveré a hacer esta vez”, aseguró García.

El proyecto se hizo público un día después de que la Comisión de Educación para Médicos Graduados en el Extranjero (ECFMG) anunciara la reanudación de servicios a los profesionales de la salud que hayan estudiado en Cuba. Los trámites habían sido suspendidos el 2 de julio.

Las licencias son otorgadas por la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, la que a su vez supervisa el programa de sanciones contra Cuba.

Como informara el Nuevo Herald, la suspensión de las reválidas desató fuertes críticas de médicos cubanos, quienes calificaron la medida de “discriminatoria” e hicieron una petición online a ECFMG que recabó más de 1,500 firmas. Incluso la medida despertó el temor de que se dejara sin efecto el Cuban Medical Professional Parole, un programa especial de visas para médicos cubanos que deciden abandonar las misiones médicas cubanas en otros países.

El viernes, Alonso indicó que los Exámenes para la Licencia Médica de Estados Unidos (USMLE) se dividen en tres etapas. La primera, que tiene un precio de poco más de $800, consiste en un examen de ocho horas en la que los galenos deben responder 44 preguntas por hora. Las preguntas comprenden ciencias básicas, es decir, la primera parte de la carrera de Medicina.

La segunda etapa se divide en dos partes, una teórica y una práctica. La parte teórica cuesta unos $800, y la práctica alrededor de $1,400 y sólo se realiza en cinco lugares en todo el país, por lo que los médicos deben pagarse además sus pasajes y alojamiento. El tercer paso se realiza durante la residencia.

Nelson Alejo, un médico cubano que hace 10 meses llegó a Estados Unidos, dijo que de aprobarse el proyecto para acortar el tiempo de reválida “pondría en ejercicio a profesionales con gran experiencia en el campo médico”.

“La mayoría de médicos que estamos llegando llevamos años ejerciendo en otros países nuestra profesión”, dijo Alejo durante la conferencia de prensa. “Si venimos con experiencia, y mientras más rápido podamos obtener una licencia, creo que más útiles seríamos a la sociedad y nos sentiríamos más realizados como profesionales que somos”.