Llegaron a Miami dos médicos cubanos que estaban varados en Bogotá.