Congresistas cubanoamericanos dan la bienvenida a médicos varados en Colombia

Congresistas cubanoamericanos de Miami calificaron el martes de inaceptable el trato ofrecido a numerosos cubanos profesionales de la salud que permanecieron varados varios meses en Bogotá por retrasos en un programa de refugio estadounidense.

Los parlamentarios Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo dijeron que aún aguardan una respuesta del gobierno federal a los retrasos el procesamiento del Cuban Medical Professional Parole (CMPP), un programa que acoge a galenos cubanos que desertan de misiones médicas organizadas por La Habana en países como Venezuela.

Nos satisface que enseguida que nos involucramos […] el gobierno [de Estados Unidos] reaccionó de manera muy positiva”, dijo Curbelo durante un encuentro realizado en su oficina de Kendall, con casi una veintena de médicos cubanos que en los últimos días llegaron de Bogotá. “Sin embargo, todavía tenemos esa pregunta: ¿por qué, durante tanto tiempo, los ignoraron?

En una carta fechada el 11 de septiembre, el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), León Rodríguez, dijo que esa organización experimentó un significativo aumento de solicitudes al CMPP en Colombia, lo que provocó que el procesamiento de estas se dilate por más de 90 días. Agregó que el proceso de análisis de caso por caso y verificación de antecedentes tomó más tiempo de lo debido.

Sin embargo, al parecer la respuesta no ha calmado las inquietudes de los parlamentarios.

Ros-Lehtinen sostuvo el martes que el CMPP venía funcionando con total normalidad hasta que en junio su despacho empezó a recibir las primeras quejas, entre ellas las de tres odontólogos que, a pesar de haber recibido sus respectivos paroles, fueron impedidos de abordar sus vuelos de Bogotá a Miami sin mayor explicación.

Una de esos tres dentistas, la camagüeyana Marta Martín, relató durante el encuentro con los parlamentarios en Kendall la forma en que fue prohibida de viajar a pesar de contar con el permiso estadounidense. Poco después, Ros-Lehtinen junto con Díaz-Balart y Curbelo protestaron por el caso y a los tres dentistas les volvieron a otorgar nuevos permisos. Los otros dos odontólogos, Raquel Lobato y Oddy Ginarte, ahora se encuentran en Las Vegas y en Pensilvania, respectivamente.

Este programa [el CMPP] ha estado funcionando pero de pronto lo frenaron y empezamos a recibir todas estas quejas”, dijo Ros-Lehtinen. “Y todavía no sabemos ¿por qué?, ¿qué pasó?”.

Ros-Lehtinen aprovechó la oportunidad para felicitar al presidente de Solidaridad Sin Fronteras (SSF), el doctor Julio César Alfonso, por su liderazgo para ayudar desde Miami a varios médicos que vivían en condiciones de hacinamiento y enfermos en Bogotá.

Por su parte Díaz-Balart se refirió al caso que han enfrentado los esposos cubanos Sheylan Martínez y Jorge Yanes, una ingeniera biomédica y un odontólogo que desertaron de una misión médica en Venezuela. Ambos fueron acogidos en el CMPP, pero Ethan, su bebe recién nacido en Colombia carece de nacionalidad.

La pareja ha explicado que el Consulado de Cuba en Bogotá rehusó registrar al niño. Sin embargo, la semana pasada, Colombia le extendió un pasaporte temporal al bebé solo después de que el caso fuera expuesto por el Nuevo Herald.

Este el drama que enfrentan los cubanos repartidos en el mundo”, dijo Díaz-Balart. “Esta pareja llegará con su hijo sin nacionalidad alguna […] veremos más adelante cómo se les puede ayudar a resolver este problema”.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article35384190.html#storylink=cpy